Bufete Matemático Actuarial S.C. & Prevención de Contingencias S.A.

Facebook Twitter (55)1101-0600

Introducción

Todo trabajador está expuesto a diversas contingencias, que de darse, pueden poner en entredicho su proyecto de vida. Tal es el caso de la invalidez, los gastos médicos elevados, o la muerte prematura.

La prudencia aconseja por tanto, preverlas y buscar soluciones viables y oportunas para resolverlas adecuadamente en caso de que ocurran. Asimismo deben preverse y proveerse los ingresos necesarios para cuando deje de trabajar por haber llegado a la edad de su retiro.

Cada trabajador formal, por el sólo hecho de serlo, tiene derecho a los beneficios de previsión social que le deparan el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Sistema de Ahorro para el Retiro.
Sin embargo, por sí solos no son suficientes para resolver sus requerimientos.

Como las soluciones colectivas son siempre mejores y más baratas que las individuales, es obvio que a través de la propia empresa se pueden obtener mayores beneficios y a menores costos que los que tendría que erogar cada trabajador por su cuenta para afrontarlos.

Si a esto agregamos las ventajas fiscales que la Ley del Impuesto Sobre la Renta concede en materia de previsión social, tanto a la empresa como al trabajador, la protección al trabajador contra los riesgos a que está expuesto puede resultar muy accesible si se cuenta con la asesoría necesaria para diseñar, financiar y administrar un programa de beneficios de previsión social para los trabajadores, que se adecue a las características, requerimientos y posibilidades de cada empresa.

Al establecer un programa de previsión social para sus trabajadores, la empresa está otorgándoles beneficios adicionales y complementarios a los del Seguro Social, a efecto de que conjuntamente con estos, el trabajador y su familia tengan la tranquilidad de poder continuar percibiendo un ingreso razonable que les permita mantener el nivel de vida que tenían, tanto en el caso de invalidarse o de fallecer prematuramente, como en el de alcanzar la edad de su jubilación, y a la vez, estar cubierto si se ve precisado a incurrir en gastos médicos elevados, y tener una protección en caso de perder el empleo.

La empresa por su parte estaría convirtiendo una obligación, como es el pago de una indemnización y de la prima de antigüedad en caso del retiro del trabajador, en una prestación de previsión social que iría constituyendo en el tiempo y disfrutando de las ventajas fiscales inherentes, y a la vez la convertirían en una empresa socialmente responsable de las que tanto requiere México.

Te invitamos a que nos llames, más de 40 años de experiencia nos respaldan.