Bufete Matemático Actuarial S.C. & Prevención de Contingencias S.A.

Facebook Twitter (55)1101-0600

Las mujeres tendrán que ahorrar más para el retiro

Rosario Torres pronto cumplirá 50 años y tiene que solucionar dos problemas: sus hijas necesitan atención médica constante y no ha ahorrado para su retiro. Trabajó 18 años en el sistema formal, pero desde 2008 se dedica al cuidado del hogar y a sus pequeñas. Pese a que sabe que debe construir su ahorro para su jubilación, es un tema que hoy “no le quita el sueño”, pues confía en que “Dios proveerá”.

El caso de Torres no es el único. María Arzate tiene 72 años y nunca ha trabajado, se dedicó al hogar y tuvo seis hijos con Roberto Martínez, quien es mecánico y tiene una refaccionaria. Hace una semana, ella le pidió un aumento de pensión, pues ahora están divorciados, pero por las bajas ventas del negocio, él no puede dar más de 750 pesos a la quincena.

Arzate recibe el apoyo económico de dos de sus hijos y es beneficiaria de la pensión alimentaria del gobierno de la Ciudad de México, a la que tienen derecho las personas de 68 años y más, y que es equivale a 1,150 pesos mensuales. Sin ese apoyo no le alcanzaría para comprar sus medicinas ni alimento.

Torres y Arzate pertenecen a dos generaciones diferentes, pero tienen el mismo problema: no ahorraron para su retiro y lo han dejado en manos de alguien más.

Según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), dos de cada 10 trabajadores formales deja de serlo después de un año y tres meses de empleo. De ellos, cuatro de cada 10 mujeres pasan de la informalidad y a la población no económicamente activa (PNEA).

Los motivos son varios: vivir su maternidad, ser amas de casa o emprender un negocio. Estos periodos laborales intermitentes hacen que el ahorro para su retiro quede en el olvido o, en el mejor de los casos, en pausa.

Hay que recordar que, para tener derecho a una pensión -más allá de haber cumplido 60 o 65 años-, un requisito indispensable es cumplir 500 semanas cotizadas (trabajadas) bajo la Ley de 1973 o 1,200 si cotizaste a partir de julio de 1997.

De acuerdo con el documento de trabajo Trayectorias Salariales de los trabajadores del SAR en México y su impacto en las pensiones de la Consar, los hombres entran a trabajar antes que las mujeres, algunos tienen un sueldo mayor e, incluso, menos pausas en el camino. En el punto más alto de su trayectoria salarial, a los 47 años de edad, su sueldo es 24% mayor que el de las mujeres.

“Tomando en cuenta que las mujeres tienen una mayor esperanza de vida, tendrán que financiar más años de pensión con un menor saldo acumulado. Considerando ambos efectos –carreras salariales y mayor esperanza de vida-, en promedio las pensiones de los hombres serán 22% mayores que las de las mujeres”, apunta el estudio.

“Todos nacemos con una deuda a pagar toda la vida: nuestra jubilación”, dice Edgar Castillo, catedrático de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey. Cuanto antes comience este ahorro, se alargue la edad de retiro (hasta los 70) y se aumenten las aportaciones del 6.5% al 12%, como lo sugiere la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se podrá alcanzar una pensión digna, sugiere el experto.

Preocúpate menos, ocúpate más

Torres es una mujer que tiene posgrado y dominio del inglés, su sueño es poner un negocio o convertirse en guía de turistas en un museo de arte. “A veces siento que estoy desperdiciando mi talento, este tiempo lo he dedicado a mis hijas y ahora debo preocuparme también por mi. Sólo necesito un empujoncito para hacerlo”, reflexiona.

Los especialistas recomiendan no dejar pasar más tiempo, existen diferentes canales para rescatar o construir tu ahorro para el retiro:

Si cotizaste bajo la Ley del 73

El IMSS permite a las amas de casa, trabajadoras independientes o incluso aquellas que trabajan para una empresa familiar sin remuneración, conservar sus derechos para gozar de una pensión y de los servicios de salud, explica David de la Sota, gerente de retiro en Retirum, empresa de asesoría patrimonial.

A través de la modalidad Incorporación Voluntaria de los Trabajadores del Ámbito Urbano al Seguro Social, el IMSS ofrece cobertura médica, seguro por maternidad, invalidez y guardería. También reactiva el derecho de cotización al seguro social y la aportación a la afore, por un costo de 8,200 pesos anuales.

“Muchas personas optan por pedirle a una empresa que haga una simulación de contratación laboral, estas prácticas ya son supervisadas y sancionadas por el IMSS. Lo que se recomienda es que la persona se adhieran a otro tipo de modalidades y no a la 40 (en la que sí se necesita reactivarse laboralmente)”, explica de la Sota.

Otras vías

Si decidiste no reactivarte en el IMSS, tu ahorro para el retiro se te entregará en una sola exhibición al cumplir la edad de retiro (65), así como lo ahorrado en tu afore.

Pero existen diversos caminos para ampliarlo a través de un plan personal de retiro o un seguro de retiro. El primero tiene un beneficio fiscal (puedes deducirlo de impuestos) y en el segundo puedes disponer de tu dinero incluso antes de los 60 años, describe el asesor de seguros Adolfo Vargas.

¿Quieres más noticias como esta?

Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

“Lo importante es conocer cómo opera el producto en cada aseguradora, qué porcentaje de la prima es deducible, cuál es la suma ahorrada que al final del camino obtendrás y que quede claro que será deducible si tomas tu ahorro a partir de los 65 años de edad. Antes te penalizará la aseguradora y el SAT”, explica

REFERENCIA

ÁLVAREZ, Samantha. “Las mujeres tendrán que ahorrar más para el retiro” (22 de Agosto de 2017) Periódico: Expansión. Consulta: 22 de Agosto de 2017. Disponible en: http://expansion.mx/dinero/2017/08/22/las-mujeres-tendran-que-ahorrar-mas-para-el-retiro