Actuarios

Facebook Twitter (55)1101-0600

Modelo sueco para afores opción de AMLO para pensiones, alto riesgo político o bien reforma ‘light’

TODO PARECE INDICAR que al menos el próximo año el espinoso tema de las pensiones no estará entre los asuntos inmediatos a transformar por Andrés Manuel López Obrador.

Si bien los compromisos por ese concepto se calculan en 860 mil millones de pesos, una quinta parte del presupuesto, le confirmo que el equipo de Carlos Urzúa que asumirá en SHCP a partir de diciembre, aún no tiene una decisión tomada para enfrentar ese desafío.

Por supuesto que el expediente se ha analizado, máxime las propuestas que han colocado en mesa la AMAFORE de Carlos Noriega y el IMEF que encabeza Fernando López Macari.

Ambos coinciden en la necesidad de una pensión universal, aumentar gradualmente la edad del retiro e incrementar las aportaciones para las cuotas individuales del IMSS y el ISSSTE.

El IMEF incluso propone sustituir a la CONSAR que hoy lleva Carlos Ramírez Fuentes por un Instituto Nacional de Pensiones que tenga un mayor alcance en el contexto de la creación de un Sistema Nacional de Pensiones.

Para las siefores el IMEF plantea ampliar y flexibilizar sus regímenes de inversión para obtener mejores rendimientos y reducir más las comisiones de las afores.

Parece que el equipo de AMLO en la persona de Arturo Herrera, podría recoger algunas de estas ideas. Ayer con la AMAFORE se refirió a algunas de las mismas. Sin embargo, como recién le platicaba, también se ha analizado implementar un cambio más de fondo para el actual sistema.

De ahí que al igual que para una reforma fiscal, en este asunto se hilaría delgado y la toma de decisiones vendría hacia 2020 ó 2021.

Como sabe las pensiones son un asunto muy politizado. Siempre duele a los gobiernos modificar algo.

La ventaja para AMLO, a diferencia de Ernesto Zedillo o de Felipe Calderón que se animaron a algunos cambios, es que cuenta con absoluta mayoría en el Congreso.

En ese sentido los expertos no descartan el que se busque una transformación más disruptiva como por ejemplo modificar el estatus con el que hoy operan las afores.

Una visión que en ese contexto circula por ahí es implementar un modelo como el que tiene Suecia. En ese país sólo hay una gran afore y abajo hay siefores privadas que comparten las cuentas de los trabajadores. Ahí también hay grandes administradores globales que compiten.

Este modelo tiene la ventaja para el trabajador de que disminuye los 15 mil millones de pesos que hoy sustenta en gastos de comercialización, dado que ya que no hay vendedores y los traspasos son acotados.

Quienes saben de estos menesteres hacen ver que el modelo sueco tiene sus virtudes, pero que quizá podría tener problemas de adaptación al sistema financiero del país.

Además AMLO tendrá que ponderar la posible reacción de los mercados. Podría interpretarse como una expropiación y dar una pésima señal.

Como quiera el modelo sueco ilustraría la transformación que se pretende para las afores, con los riesgos políticos inherentes.

Así que en el escenario AMLO podría elegir ajustes que sólo apuntalen el sistema actual, ir más a fondo con algo similar al esquema sueco o de plano no hacer nada.

Más allá de que las pensiones equivalen al 3% del PIB, lo peor de la presión vendrá hacia el 2050 donde andaría entre 7.5% y 9% del producto, esto en función del crecimiento económico que se tenga.

Claro que ese costo siempre quitará margen de acción para otros proyectos de política pública, dado que la bola de nieve no se detendrá. Veremos lo que se decide.

REFERENCIA:

AGUILAR, Alberto, “Modelo sueco para afores opción de AMLO para pensiones, alto riesgo político o bien reforma “light”” (09 de Octubre de 2018) Periódico: El Heraldo de México. Consulta: 09 de Octubre de 2018. Disponible en: https://heraldodemexico.com.mx/mer-k-2/modelo-sueco-para-afores-opcion-de-amlo-para-pensiones-alto-riesgo-politico-o-bien-reforma-light-nombres-nombres-y-nombres/