Actuarios

Facebook Twitter (55)1101-0600

La inversión de impacto: el camino para revertir carencias en México con rentabilidad financiera

La inversión de impacto (invertir con doble rentabilidad: financiera y social) está tomando forma en México y está siendo una apuesta para revertir la realidad nacional y con potencial de ‘jugosos’ retornos, garantizó la Alianza por la Inversión de Impacto México (AIIMx).

“Hay que abrir los ojos a que las carencias y las oportunidades en México, son oportunidades de negocios. La rentabilidad financiera no está reñida con el emprendimiento social y la inversión de impacto social”, aseguró Rodrigo Villar, presidente de AIIMx y fundador de New Ventures.

Tan sólo entre el 2016 y el 2018 se cerraron 108 inversiones de impacto por un monto de 185 millones de dólares.

En entrevista, tras el lanzamiento de la AIIMx la noche del miércoles, el presidente de la alianza comentó que estos proyectos son capaces de ofrecer rentabilidades de mercado, comparables con las de empresas ‘normales’ de su sector, donde los retornos de los proyectos son tan o más rentables que los del mercado.

“La inversión de impacto ha demostrado que los retornos financieros que pueda tener son tan buenos como las empresas tradicionales, sobre todo que están solucionando problemas sociales y ambientales”, dijo Villar.

En México, Adobe Capital y su división de aceleración de negocios sociales New Ventures, trabajaron para mejorar el acceso a los servicios de salud, pavimentando así el camino para futuros inversionistas de impacto.

En el 2014, Adobe invirtió en salaUno, una exitosa empresa social cuyo objetivo es combatir la ceguera evitable. La compañía, fundada por ingenieros mexicanos y basada en el modelo de una clínica oftalmológica de India, ha realizado más de 15 mil operaciones de cataratas a precios reducidos para personas que, de otra forma, no hubieran podido acceder al tratamiento.

Un 70 por ciento más baratas de lo que lo hacía la industria tradicional, encontraron un modelo innovador, accesible a las personas y una manera de hacerlo (tecnología y modelo de negocio).

De acuerdo con María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), más de 30 startups mexicanas levantaron notas de capital de más de 50 millones de dólares en los últimos 24 meses de fondos internacionales, lo que demuestra que reconoce el potencial del país.

“Si bien todavía México está rezagado a nivel mundial, a nivel nacional y regional, tenemos un ecosistema de emprendimiento e inversión de impacto en construcción y crecimiento”, dijo Ariza durante su participación en dicha presentación.

Jugosa Rentabilidad

“El subsanar los desequilibrios en México y mejorar los contextos es rentable, genera bonanzas y retornos financieros, empleos. Es medible. Si en 1994, se hubiera invertido un dólar en un portafolio de empresas para generar dinero, para 2014 se hubiera generado 14.46 dólares; en contraste, el mismo dólar, invertido en empresas con impacto para el mismo periodo se hubiera obtenido 28 dólares, casi el doble”, reveló María Ariza.

El ‘capitalismo consciente’, como también se le conoce a la inversión de impacto, es la nueva forma de entender el retorno financiero. Así, las administradoras de fondos para el retiro, planes de pensiones privados podrían estar volteando a estos proyectos de largo plazo para invertir en ellos.

“Las Afores están obligadas a maximizar retornos, la ley les obliga a hacer la mejor inversión enfocada en al mejor retorno. Países como Estados Unidos logró cabildear y que la ley cambiara y que se reconociera el impacto social de las inversiones en el régimen de inversión de estos inversionistas institucionales, buscaremos replicar y que más Afores busquen esto también”, anunció el presidente de AIIMx.

Tan sólo Grupo Bimbo, está buscando que sus empleados no sólo tengan su ahorro para el retiro, sino también con un fondo privado las mejore. Así, la empresa no sólo se conforma con dejarles una pensión a los empleados, si no estoy dejando un mejor planeta.

Todos los inversionistas tengan en mente, qué están solucionando, a dónde está yendo su dinero y dirigir sus inversiones a impactos positivos, un mejor planeta.

La inversión de impacto busca generar adicionalmente a un retorno financiero un retorno social y ambiental. Es un cambio de paradigma porque anteriormente los inversionistas buscaban una tasa de retorno financiero. Aquí se busca que la inversión no sólo vaya a buscar un retorno financiero, sino también solucionar una problemática ambiental y social.

En México hay una red de 40 miembros, fondos de fondos, fondos de capital privado, bancos, entre otros, en donde los reúne el interés porque los negocios sean de impacto.

REFERENCIA:

REDACCIÓN, “La inversión de impacto: el camino para revertir carencias en México con rentabilidad financiera” (18 de Octubre de 2018) Periódico: El Financiero. Consulta: 19 de Octubre de 2018. Disponible en:  http://www.elfinanciero.com.mx/economia/la-inversion-de-impacto-el-camino-para-revertir-carencias-en-mexico-con-rentabilidad-financiera