Actuarios

Facebook Twitter (55)1101-0600

Parlamento Abierto sobre Pensiones

El Parlamento Abierto (PA) supone un ejercicio democrático para que, en principio, cualquier ciudadano vierta sus puntos de vista sobre alguna iniciativa y que con ello se enriquezca el trabajo legislativo. El 3 de diciembre, con premura, la Comisión de Hacienda, por conducto de la diputada Patricia Terrazas convocó a un PA sobre la reciente iniciativa de reforma al sistema de pensiones.

Decidí participar en este ejercicio ya que junto con otros colegas he trabajado durante los últimos años en una propuesta de reforma. Nos registramos 35 ponentes. Como debe ser en un PA, hubo una diversidad de opiniones de funcionarios públicos, legisladores, académicos, analistas independientes y del sector empresarial y representantes sindicales. Presento un resumen de mi intervención.

La iniciativa son acciones en la dirección correcta pero no constituye una auténtica reforma al Sistema de Pensiones, más bien son adecuaciones al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR). La necesidad es la de construir un sistema de pensiones funcional que se auxilie de un buen SAR. La iniciativa sólo concierne a los trabajadores formales afiliados al IMSS, pero una reforma amplia debe incorporar a todos los mexicanos, sin distinguir si tiene empleo formal o informal. Una reforma integral hacia un sistema de pensiones requeriría, principalmente:

(a) Creación de un Sistema Nacional de Pensiones (SNP) que integre todos los esquemas y subsistemas pensionarios que hoy están fragmentados para que haya una sinergia entre ellos.

(b) Creación de una Ley Marco de Pensiones que norme al SNP.

(c) Impulsar reasignaciones y cambios a la estructura operativa y reguladora del sistema mediante la creación de un Instituto Autónomo Único. Su integración no implica creación de nuevas estructuras burocráticas, sino que integraría las existentes en diversas dependencias.

(d) Para un auténtico SNP es urgente reformar los sistemas de la mayoría de los estados, universidades públicas y municipios que aún están en el sistema de beneficio definido y que representan un costo elevado para las finanzas públicas estatales.

(e) Establecer una sola pensión total que consista en el pago de una pensión vitalicia para todos los mexicanos, independientemente de su situación laboral, que deberá sumar los cuatro componentes de lo que se conoce como los pilares: 1) la pensión universal, 2) un componente de un fondo solidario, 3) el SAR de cuentas individuales, 4) el ahorro voluntario, no sólo en las Afore sino en todo el sistema financiero.

(f) Integrar una comisión independiente diversa de expertos de manera permanente para analizar, debatir y proponer sobre estos temas como se hizo en dos ocasiones en Chile (Comisión Marcel y Comisión Bravo).

(e) Adoptar instrumentos y programas de ahorro voluntario innovadores que, para incentivarlos, requerirían de deducciones fiscales.

Muchos de los temas mencionados son reconocidos por la mayoría y coinciden en que forman parte de la siguiente etapa de reforma. Pero si el diagnóstico está claro, ¿por qué no haberlo hecho de una vez de manera integral? ¿Quedará suficiente capital político para hacerlo entre 2021 y 2024?

Referencia: «Parlamento abierto sobre pensiones» (8 de diciembre de 2020). Periódico: EL ECONOMISTA. Consultado el 8 de diciembre de 2020. Disponible en: https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Parlamento-Abierto-sobre-Pensiones-20201208-0021.html