Actuarios

Facebook Twitter (55)1101-0600

Reforma a pensiones y Afores

Ya entró en vigor la nueva reforma a pensiones y Afores, el pasado 16 de diciembre se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social y la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, propuesta en septiembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esta reforma no es profunda al sistema de pensiones, solo complementa a la de 1997, por la que se estableció un sistema de contribuciones definidas en cuentas individuales de retiro administradas por las Afores. Solo aspira a paliar una crisis social y política de los próximos años, ante el envejecimiento de la población mexicana.

Dejando de lado el tema de las comisiones de las Afores y que los legisladores ignoraron recomendaciones de organismos reguladores autónomos como la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), el sistema de beneficios definidos en la reforma sigue teniendo problemas de diseño en que las aportaciones patronales, del gobierno y de cada trabajador a la cuenta individual aún son bajas, a pesar del incremento de las cuotas para la seguridad social, haciéndola fiscalmente insostenible ya que el gasto en pensiones y jubilaciones seguirá al alza.

Antes de la reforma estas aportaciones equivalían al 6.5% del salario de cotización. Ahora la aportación total a las cuentas individuales de los trabajadores aumentará de 6.5, más cuota social, a 15% (incluyendo la cuota social). Sin embargo, las cuotas de los trabajadores no aumentarán, mientras que los empleadores deberán de aportar el 13.7% del sueldo de los trabajadores para su retiro en lugar del 5.1% con el que contribuyen actualmente, a partir de 2023.

Esto implica primero que, los patrones aporten más en pensiones de trabajadores, ya que el patrón será el que haga la mayor contribución, de 13.7% para que el ahorro sea de 15% del salario base de cotización del trabajador. Desafortunadamente nos encontramos en un entorno difícil, donde la crisis de COVID-19 afectó al 80% de las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMES), que representan el 72% de los empleos en México y estas modificaciones tendrán un impacto negativo debido a la mayor carga económica que se les impone, cuando son las verdaderas impulsoras del desarrollo en el país. Además, que la tasa de remplazo (el monto de la pensión como porcentaje del último sueldo) será de 55 y 60%; una pensión aún baja.

Actualmente, hay mucho descontento social y hubiese sido un golpe para los trabajadores que se les subieran las aportaciones, sin embargo, dada la importancia de tener un mayor saldo en la cuenta del trabajador al momento de su retiro era que necesario incrementar las aportaciones, transferir un porcentaje de aquellas que las empresas hacen al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT) y acumularlas a las cuentas de retiro y no menos importante, incentivar con estímulos fiscales el ahorro voluntario de largo plazo con aportaciones voluntarias de cada trabajador a su cuenta.

Si bien es positivo, se haya aprobado una reducción a las semanas de cotización necesarias para adquirir una pensión mínima garantizada de mil 250 a mil semanas, esto es, de 24 a 20.83 años, esta reducción será gradual para el 2031. Esto se conjunta con otro problema: la informalidad laboral.

En el país, aproximadamente 56% de la fuerza de trabajo labora en la informalidad, por lo que no cuenta con acceso al sistema de seguridad social. Además, con la elevada rotación de trabajadores entre empleos formales e informales, muchos no alcanzarán a cotizar ni siquiera las mil semanas de cotización en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) requeridas para tener 100% de pensión.

Hay que precisar que el Estado financia las pensiones con una tasa de reemplazo de entre 80 y 100%, esto es, 3.7% del PIB y con la reforma, el gobierno asume una mayor responsabilidad con los trabajadores de menores ingresos. Por tanto, México requiere, necesariamente, una reforma tributaria, diseñada de forma tal, que además de incrementar los ingresos del gobierno, genere los incentivos alineados con el impulso a la inversión privada y el crecimiento económico.

Juan Guillermo Arias “Reforma a pensiones y Afores” (22 de diciembre de 2020) Periódico: El Heraldo de Tabasco. Consulta: 22 de diciembre de 2020. Disponible en: https://www.elheraldodetabasco.com.mx/analisis/asesor-juridico-reforma-a-pensiones-y-afores-6162605.html